Menú macrobiótico de transición a la primavera

Facebook
Twitter
Follow by Email

Elaborar un menú macrobiótico a diario es sencillo cuando se tienen los conocimientos básicos para equilibrar los grupos de alimentos y combinarlos en función de nuestras necesidades, características y del clima en el que estamos. Aquí tenéis otro ejemplo de cómo lo podéis combinar en primavera.

Si quieres ver más menús y pautas para sentirte mejor en primavera, pincha aquí.

Crema de espárragos vegana

Corta a medias lunas dos cebollas medianas y saltéalas en una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra con una pizca de sal marina. Lava y corta a trozos de 2cm un manojo de espárragos y añádelos a la cebolla. Guarda unos trocitos de espárrago, que saltearás con un poco de aceite de oliva y sal marina para decorar. Cubre con agua y cuécelos durante 20mn. Añade 1 cucharada sopera de miso blanco y 4 cucharadas soperas de amasake de arroz. Cocina durante 2mn más y sirve decorado con los trozos de espárrago.

 

rissotto - copia

Arroz con shitake

Prepara el arroz integral según la receta base (cocinado a presión, dos medidas de agua por una de arroz). A parte, saltea en aceite de sésamo tostado una cebolla cortada en juliana, 6 setas shiitake frescas y un puñado de guisantes frescos. Cuando esté hecho el salteado, mézclalos.

Ensalada de lentejas

– Hierve una taza de lentejas pardiñas (o Dupuy) -no necesitan remojo- con una tira de alga wakame (remojada 5mn) hasta que estén hechas (unos 30-50mn)

– Déjalas enfriar y alíñalas con cebolla fresca prensada con umeboshi y salsa de mostaza (1 c.c. de mostaza, dos gotas de vinagre de arroz, 1 c.c, de aceite de oliva virgen, 1 c.s. de agua, bien mezclados todos los ingredientes hasta formar una crema)

Brócoli escaldado y picles de zanahoria

Corta el brócoli a florecillas y escáldalo 4mn (sumérgelo en agua hirviendo). ralla una zanahoria y prénsala entre dos platos con un poco de sal marina durante 30mn. Tira el agua que sale del prensado).

 Nísperos con kuzu

nispero

Pela, deshuesa y corta cuatro nísperos. Diluye una cucharada de café de kuzu en un poco de zumo de manzana del tiempo (que no esté caliente ni frio). Añade una taza de zumo de manzana al kuzu diluido, los nísperos y cocínalos a fuego medio removiendo suavemente hasta que el líquido quede traslúcido. Deja enfriar el postre antes de tomarlo.

© Recetas por Agnès Pérez. Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.
Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:
hola@agnesmacrobiotica.com
Tel: (+34) 638 893 371

Scroll to top