Equipo básico para tu cocina saludable

Facebook
Twitter
Follow by Email

¿Cuál es el equipo básico de cocina saludable idóneo?

Cocinar macrobióticamente, en mi opinión, no requiere de ningún equipo especial si los utensilios que se suelen usar no contienen tóxicos peligrosos. En estos 30 años que llevo cocinando, la realidad es que no me he gastado dinero superfluo en ollas, y menos en aparatos eléctricos. Me encanta la cocina a la antigua usanza, cortar todos los alimentos a mano y usar recursos incluso de manera un poco rústica, como por ejemplo, prensar verdura entre dos platos usando de peso una garrafa, aunque sí hay algunas piezas de cocina que no se usan convencionalmente que considero muy útiles como el suribachi.

Equipo imprescindible: Una buena cocina a gas o leña.

Jon Sandifer, nos explica que la razón por la que prefiere el gas es que tiene una llama visible (a diferencia de las placas eléctricas y hornos microondas), que no es muy distinta de la llama usada por nuestros antepasados para preparar la comida. Una buena pregunta que nos podemos plantear es: «¿Que representa la llama?» Y la respuesta es: nuestra evolución humana. El descubrimiento del fuego que representa la llama y es­ crucial de la historia de la humanidad porque nos dio la posibilidad de cocinar, que a su vez nos llevó a practicar la agricultura, a comunicarnos y a crear lo que llamamos «civilización». La llama es un microcosmos de la gran fuente de calor que nos alimenta a todos: el Sol. La llama, a diferencia del fuego eléctrico o del horno microondas, es fuente de vida.

En cuanto al uso del microondas, considero que actualmente su uso está en una fase puramente experimental. Tenemos relativamente poca experiencia con esta forma de cocinar y hay pocos estudios serios e imparciales sobre sus efectos. El horno microondas cocina de dentro hacia fuera -exactamente lo contrario de lo que hemos hecho durante miles de años-, de modo que el proceso de cocción hace que los alimentos sean mas Yin en lugar de mas Yang.­ Además, sabemos que la exposición a la energía del microondas puede ser peligrosa, y que la energía electromagnética directa, tal como se usa en las telecomunicaciones y en un horno, puede quemar. Aparte de la elección de la fuente de calor, recuerda que es en tu cocina donde se crean, además del alimento que comes, tu sangre, tu salud y tu vitalidad. Por tanto, es importante que tu cocina sea un sueño de salud y ecología hecho realidad.

El sabor y la cocción de los alimentos cambian según la fuente de calor que usamos. Y según afirman diferentes estudios, pueden también causar diferentes dolencias en el caso de la cocina con microondas. Otro estudio clínico, realizado por el Dr. Hans Ulrich Hertel en el Instituto Macrobiótico de Kientel (Suiza), encontró cambios significativos y preocupantes en la sangre de las personas que consumen leche y verduras del microondas. Ocho voluntarios comieron varias combinaciones de los mismos alimentos cocinados de diferentes maneras. Todos los alimentos que se cocinaron en el microondas causaron cambios en la sangre de los voluntarios. Los niveles de hemoglobina disminuyeron y los niveles de glóbulos blancos en general y los niveles de colesterol aumentaron.

Utensilios imprescindibles para mí, son: 

Olla a presión de acero inoxidable.

Batería de cocina de acero inoxidable o titanio con tapas de vidrio

Olla de hierro fundido con tapa pesada para guisos , estofados y nishime

Cazuela de vapor Cuchillos varios entre los que no puede faltar el Caddie

Palas de madera, espumadera, cazos, varillas de acero inoxidable, espátula, pincel…

Pelador de cítricos, rallador

Tablas de cortar de madera

Sartenes de titanio

Sartenes de hierro fundido

Suribachi y mortero

Cepillo de verduras

Chufamix o similar para elaborar bebidas vegetales

Batidora o túrmix

Procesador

Seguro que puedes tener alguna otra necesidad, y ésto ya depende de tí. Pero con ésto yo ya me apaño muy bien para elaborar una cocina variada, sabrosa en la que empleo diferentes métodos de cocción nutritivos.

Artículo escrito por Agnès Pérez. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo. Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica: hola@agnesmacrobiotica.com Tel: (+34) 638 893 371

Si te ha gustado el contenido de este artículo, puedes suscribirte a mi boletín de noticias para recibir personalmente otros artículos.

Bibliografía: Macrobiótica para principiantes – Jon Sandifer Cocinando con las cuatro estaciones – Aveline Kushi

Scroll to top