Queso de bulgur fermentado

Facebook
Twitter
Follow by Email

El queso de bulgur fermentado, llamado ketchek el fouqara en libanés, el país de origen gastronómico de esta delicia es muy fácil de hacer. Solo se necesita bulgur, sal marina, alguna hierba o especie para aliñarlo. eso sí, requiere de mucha paciencia pues el proceso de fermentado puede durar aproximadamente un mes.

El queso de bulgur o»queso de pobres» lo hacían en la antigüedad campesinos libaneses que no podían comprar leche de cabra para hacer otro tipo de queso. Es muy saludable ya que está fermentado, no contiene grasas (si no se le conserva en aceite) y untado sobre un chapati de sarraceno es para cerrar los ojos y deleitarse.

Te explico como hacerlo:

Necesitas: 500gr de bulgur, 1 cucharada de café de sal marina, agua de buena calidad, mejorana, orégano, eneldo, ajo, pimentón de la Vera, o cualquier hierbita o especie que te guste para aliñarlo, aceite de oliva virgen extra, tarros de cristal esterilizados, una tela porosa de algodón para hacer quesos o un colador que no sea de metal.

Preparación: lava bien el bulgur y ponlo en una ensaladera que no sea de metal o de plástico cubierto con agua. Déjalo en remojo 24 horas. Cuando se haya hinchado, añade poco a poco agua (1 dedito por encima del bulgur) y la sal marina.

Déjalo tapado con un paño de cocina en un lugar donde pueda ir fermentando. Cada día lo tendrás que remover con una cuchara de madera. Evitar usar metales durante toda la elaboración. Cada día olerá más fuerte a fermentado y se hará más pastoso. Cuando lleve de tres semanas a un mes fermentando ya estará listo para el siguiente paso, que es prensarlo introduciéndolo en la tela para sacar el agua. Prénsalo bien porque luego tendrás que formar bolas con las manos y han de quedar compactas.

Una vez prensado el cereal, lo puedes mezclar con diferente hierbas o especies a tu gusto. Como puedes ver en la foto, yo hice uno tal cual sin nada más que el bulgur y lo puse en aceite de oliva. La verdad es que esta opción, aunque lo conserva durante mucho tiempo me parece demasiado grasa. Por eso hice otro tipo crema mezclado con ajo, mejorana y orégano. Y un tercero (el de color anaranjado) añadiendo un poquito de pimentón de la Vera.

Quedan maravillosos sobre unos crackers de semillas.

¡Disfrutad de esta receta!

©Agnès Pérez. Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.
Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:
hola@agnesperezmacrobiotica.com
Tel: (+34) 638 893 371

 

 

Scroll to top