Propiedades del té de azukis

Facebook
Twitter
Follow by Email

El té de azukis es bueno para regular las funciones renales y urinarias. Ayuda a producir movimientos intestinales suavemente.

Las judías azuki son pequeñas, rojas y brillantes. Más yang que otras judías. Son originarias del Japón y de Oriente, pero ahora se cultivan en EEUU y en Europa. Para cocinar, cualquier azuki está bien, pero para usarlas como remedio medicinal, las cultivadas en Japón son más fuertes.

Los problemas renales, a menudo son causados por un consumo excesivo de productos lácteos. En este caso, es mejor usar alga kombu que sal marina para cocinarlas.

Si se añade una pizca de sal, esto se debe de hacer al final de la cocción. Si no se añade ningún aderezo, puede que te sientas un poco débil después de tomarlas varios días.

Para contrarrestar el consumo reciente de proteína animal pesada, toma una tacita de este té durante 3 ó 4 días.

Si estás estreñido/a, reduce el consumo de té de azukis.

Para ayudar a descargar condiciones más pesadas, tómalo diariamente o día sí, día no, o cada tres días durante 3 semanas, dependiendo de tu condición.

PREPARACIÓN 1:

–          Colar el caldo resultante de la cocción de judías azuki con kombu y beber caliente.

PREPARACIÓN 2:

1-      Pon una taza de azukis en una olla con un trozo de 3cm de alga kombu (remojada y cortada finamente).

2-      Añade 4 tazas de agua y llévalas a hervor.

3-      Baja el fuego, tapa la olla y hierve durante media hora.

4-      Quita las judías y bebe el caldo caliente.

VARIACIONES:

Para ayudar a descargar piedras en los riñones, añade media taza de daikon fresco rallado al final de la cocción, después de que hayas colado el caldo. Bebe el líquido y come el daikon.

Para eliminar mucosidades en los riñones o en las vías urinarias, añade media taza de raíz de lotus fresco rallado y prepáralo como en la variación anterior. La raíz de loto ayuda a eliminar cualquier estancamiento incluidas las mucosidades creadas por los lácteos, azúcar o grasas.

Si vas a tomar esta bebida durante varios días seguidos, se ha de yinizar añadiendo un poquito de melaza de arroz o de cebada.

Si se está siguiendo cualquier tratamiento prescrito por un profesional médico, la persona que se plantea recurrir a estos remedios deberá consultar con su médico u otro profesional cualificado de la salud la idoneidad y compatibilidad de los remedios que quiere emplear. En ningún caso son un sustituto de la medicación pero pueden ser de gran ayuda si su empleo es el adecuado.

© Artículo escrito por Agnès Pérez. Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.
Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:
hola@agnesmacrobiotica.com
Tel: (+34) 638 893 371

Scroll to top