Menú macrobiótico-vegano para el invierno

Facebook
Twitter
Follow by Email

Durante los meses de invierno, nuestra energía tiende a volcarse hacia el interior y nuestro organismo necesita descansar un poco más para que podamos nutrir la esencia vital adquirida (o Jing según la Medicina Oriental) que proviene de lo que comemos y respiramos. Por ello es importante saber cómo organizar y elaborar tu menú macrobiótico diario.

Algunas sugerencias prácticas para potenciar nuestra energía vital en invierno y prevenir resfriados.

Evitar alcoholes, vino, vinagres, azucares refinados, bebidas gaseosas azucaradas, estimulantes, con efectos desmineralizantes.
Evitar alimentos fríos: helados, cubitos de hielo, bebidas frías…
Evitar los lácteos en todas sus formas. Producen mucosidades, y problemas respiratorios.
Evitar el uso de la leche de soja y minimizar el tofu que no se tendrá que tomar crudo.
Evitar los horneados de harina y cereales procesados (harinas, copos, pan) ya que en general producen muchos problemas respiratorios y de mucosidades. Evitar también pastelería, bollería, levaduras artificiales.
Reducir todo lo crudo (ensaladas, fruta) ya que enfría mucho el organismo. Evitar especialmente el consumo de verduras solanáceas (efectos desmineralizantes): patata, berenjena, tomate, pimiento.
Reducir el consumo de especies.

Incrementar el consumo de cocciones largas en las verduras de raíz y redondas,
Incrementar el consumo de sopas de miso.
Utilizar cereales más invernales: mijo, arroz integral, trigo sarraceno, avena.
Incrementar la cantidad de aceite en las cocciones, pochando cebollas, etc…

Utilizar estilos de cocción que nos aporten calor profundo: horno, guisos, estofados, salteados largos, presión, mantequillas de verduras, tempuras, etc….
Incrementar ligeramente los condimentos salados: sal, miso, salsa de soja..
Incrementar la proteína, para generar más calor, más legumbres, pescado y proteínas vegetales….
Si deseamos fruta, la tomaremos cocida: compota, horno, plancha, etc….
Tomar infusiones caliente de tomillo, romero, salvia, regaliz, te de 3 años, incluso puntualmente se les puede añadir unas rodajitas de jengibre fresco o canela en rama.

Comparto a continuación una sugerencia de menú completo fácil de elaborar y muy energético para calentar el cuerpo

SOPA CREMOSA DE MIJO

sopa_de_mijo

Ingredientes y preparación: medio vaso de mijo lavado, 4 vasos de agua, 1 puerro picado finamente, 2 zanahorias cortadas en juliana, cebollino picado, mugi miso, aceite de sésamo tostado.

Saltea el puerro y la zanahoria en una olla honda con una cucharada sopera de aceite de sésamo tostado durante 2mn. Añade el agua y el mijo, deja que el agua hierva, baja el fuego y cuécelo tapado durante 1h. Diluye 1 cucharada sopera de mugi miso en un poco de agua caliente y añádelo a la sopa, removiendo para que no hierva. Sirve bien caliente con un poco de cebollino picado por encima.

SEITAN CHIMICHURRI CON CEBOLLITAS CARAMELIZADAS

seitan chimichurri

Ingredientes: 1 bola de seitán, 12 chalotas (cebollitas), 2 c.s de melaza de arroz, chimichurri (mezcla de hierbas y ajo, en aceite de oliva y vinagre de arroz), sal marina

Preparación:

Pela y lava las cebollitas. Hiérvelas durante 15mn en agua con sal marina.  Corta finamente el seitán (siempre lo elaboro en casa, como en la foto arriba) a lonchas. Una vez tiernas, saltea las cebollas en una sartén con la melaza de arroz hasta que se haya evaporado la melaza y envuelva las cebollitas. Saca las cebollitas de la sartén y pon las lonchas de seitan con el chimichurri para que se doren. Monta el plato y decóralo con unas hojas de perejil.

NABOS SALTEADOS CON SUS HOJAS

nabos_hojas

Ingredientes y preparación: 2 nabos y sus hojas, aceite de sésamo, shoyu o tamari,

Cortar en rodajas el nabo y después en medias lunas. Saltearlo en unas gotas de aceite y cuando está blandito añadimos las hojas. Remover un par de minuto y añadir unas gotas de salsa de soja.

PASTEL DE ZANAHORIA

P1000261

Ingredientes: Un paquete de galletas María sin azúcar. 2kg de zanahoria cortada según el método rodado o estilo nishime (a triángulos grandes), una pizca de sal, la ralladura de la piel de una naranja, coco rallado.

Para hacer la mantequilla de zanahoria, pon las zanahorias cortadas en una olla a presión con un fondo de agua (3 dedos), la ralladura de naranja y una pizca de sal y cocínalas durante 2h, hasta que estén muy tiernas y muy dulces. Luego, tritúralas con un pasapuré o con la batidora.

Dispón en el fondo de un molde una capa de galletas, una capa de mantequilla de zanahoria, una capa de galletas, una capa de mantequilla de zanahoria… y espolvorea el coco rallado por encima.

Deja que se enfríe antes de comerlo.

© Recetas y fotos por Agnès Pérez. Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.
Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:
hola@agnesmacrobiotica.com
Tel: (+34) 638 893 371

Scroll to top