La primavera sabe a fresa

Facebook
Twitter
Follow by Email

La fresa llega con la primavera y los meses de buen tiempo.

La fresa (Fragaria vesca L.), miembro de la familia de la rosa, es única porque es la fruta que produce semillas en su exterior en lugar de su interior. Su parte carnosa, es en realidad una prolongación del brote floral, es decir, los frutos reales de esta planta son los aquenios, o sea las pepitas amarillas o semillas que hay en su exterior.

Muchos usos medicinales fueron atribuidos a la fresa silvestre, a sus hojas y su raíz.

Los antiguos romanos usaban las bayas para aliviar los síntomas de melancolía, desmayos, todo tipo de inflamaciones, fiebres, infecciones de la garganta, piedras en el riñón, mal aliento, ataques de gota, y  enfermedades de la sangre e hígado.

Es una especie europea de frutos pequeños cuyo cultivo se extendió por Europa hasta finales del siglo XIX, pero al obtenerse hibridaciones con especies americanas se introdujeron los
modernos cultivares de fresones de frutos grandes.

Propiedades de las fresas

Tiene un alto contenido en vitamina C y vitaminas del grupo B. Muy adecuadas para embarazadas porque aportan ácido fólico.

Son poco calóricas y diuréticas. Se recomiendan en dietas de adelgazamiento. No contienen grasas y su contenido en hidratos de carbono simples es muy bajo, por lo que es una fruta muy recomendada para diabéticos.

Elevado contenido en potasio y bajo en sodio, beneficioso si hay hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón.

Antioxidantes, ricas en antocianinas y polifenoles responsables de su característico color rojo intenso.
Dichas sustancias también actúan frente a muchas enfermedades cardiovasculares e inflamatorias (como la osteoartritis, el asma y la aterosclerosis) mediante la inhibición de la enzima ciclooxigenasa, de la misma forma que lo hacen la aspirina y el ibuprofeno (sic 1).

Astringentes y antibacterianas. Favorecen la salud bucodental. Además de combatir la placa dental, el xilitol de las fresas inhibe la desmineralización que se produce por la disminución del PH de la boca y que tiene como consecuencia el desgaste del esmalte dental.

Si proceden del cultivo no ecológico es importante recordar que la fresa no se pela. Es mejor comerlas ecológicas porque  pueden contener residuos de pesticidas.
De un total de 1151 muestras analizadas, aproximadamente en el 25% de las mismas no se encontraron residuos, en el 71% de los casos se detectaron residuos por debajo del límite máximo de residuos (LMR) y en el 4%, se encontraron residuos con valores superiores al LMR. Así, son uno de los alimentos con mayor exposición a la presencia de sustancias plaguicidas (Chemicals in food,2015).

La composición nutricional de las fresas ecológicas es también mucho más rica.
En un estudio realizado en California (EEUU), las fresas ecológicas presentaron mayor actividad antioxidante, mayor contenido polifenólico, mayor contenido en vitamina C y mayor contenido en antocianinas (pigmentos hidrosolubles presentes en las bayas de algunas frutas con acción sobre el colágeno y el tejido conectivo. Protegen la vitamina C en el organismo). Las fresas ecológicas aportan un 9% más de vitamina C que las no ecológicas.
Mayor capacidad antioxidante.  (Raigón, 2007) La concentración en polifenoles (antioxidantes con muchísimos beneficios para nuestra salud que destacan en la lucha contra los radicales libres) es un 29% superior en las fresas ecológicas.

Recetas veganas con fresas

Los indios americanos ya comían fresas cuando llegaron los colonizadores. Las bayas machacadas eran mezcladas con harina de maíz y cocidas al horno para hacer pan de fresa. Después de probar este pan, los colonizadores desarrollaron su propia versión de la receta y la torta o pastel de fresa fue creado.

cake-red-delicious-food-584406
smoothie-1444371

TARTA DE MOUSSE DE FRESAS

Ingredientes:

 3 vasos de leche de arroz

1 c.s de agar.agar en polvo

3 c.s de arrow rooth (se puede sustituir por maicena de buena calidad)

3 c.s de melaza de arroz

Galletas tipo María sin azúcar

1/2 kg de fresas

Arándanos

Una pizca de sal marina

Coco rallado (opcional)

Preparación:

–  Pon a remojo los copos de agar-agar en un poco de leche de arroz durante 10mn y hiérvelos en 2 vasos de leche de arroz con la pizquita de sal durante 15mn hasta que se deshagan por completo.

– Lava y corta las fresas, y añádelas a la leche de arroz junto con la melaza y cocina 2mn más.

–  Disuelve el arrow rooth en la leche de arroz que queda y échalo removiendo hasta que espese.

– Apaga el fuego. Tritura todo lo anterior y haz un puré homogéneo.

– Forra el fondo de un molde con la galletas previamente remojadas en leche de arroz y añade el puré de fresas.

– Deja enfriar, decora con fresas y arándanos y si quieres con un poco de coco rallado.

FRESAS CON KUZU

Ingredientes:

1 tazón de fresas

1 cucharada de café repleta de kuzu

1/2 tazón de zumo de manzana

una pizca de sal marina

Preparación:

Diluye el kuzu en un poco de zumo de manzana, añade el restante, la pizca de sal y cuécelo removiendo constantemente en una cacerola 1mn. Añade las fresas cortadas a cuartos y sigue cocinando sin dejar de remover hasta que espese. Déjalo enfriar a temperatura ambiente antes de tomarlo.

strawberries-2402620

KANTEN DE FRESAS

Ingredientes:

½ kg de fresas

Sal marina

4 c.c de agar-agar

300 ml de zumo de manzana,

150-200ml. de malta de arroz

Lavar las fresas, cortarlas por la mitad y ponerlas a macerar mezclándolas con una cucharadita de sal marina durante una hora. Calentar el zumo y cuando hierva añadir el agar-agar y remover durante unos minutos, a fuego bajo, hasta que se deshaga completamente.

strawberry-2378617

NATILLA DE COCO CON FRESAS

Ingredientes:

2 vasos de leche de avena

1 cucharadita de copos de agar-agar

1 cucharadita de kuzu

2 cucharadas soperas de coco rallado

2 cucharadas de melaza de arroz

1 pizquitiña de sal marina

extracto de coco

250gr de fresas

2 galletas integrales sin azúcar

1 cucharada sopera de copos de puré de fresa

Preparación:

– Disuelve el kuzu en un poco de leche de avena a temperatura ambiente.

– Hierve el agar-gar en la leche de avena con la sal, melaza y coco rallado durante 5mn, y añade, una vez que se han disuelto los copos de agar-agar, el kuzu removiendo para que no se pegue hasta que se espese. Desde que añades el kuzu, la leche no ha de hervir.

– Viértelo en tres cuencos , lava y corta las fresas, tritúralas y añádelas a los cuencos, 1 cucharad de café al primero, cuatro al segundo y seis al tercero

– Añade una galletita 3n el fondo de los cuencos, vierte la natilla por capas y al final un poco de puré de fresas para decorar.

– Sírvelo fresco.

Bibliografía:

1- Dolores Raigón.

Scroll to top