LA HARINA, ¿ES ADICTIVA?

Facebook
Twitter
Follow by Email

 

Sí, la harina puede ser adictiva. 

A menudo durante la etapa de reajuste a través de la macrobiótica e incluso posteriormente en algunos casos eliminamos o reducimos considerablemente el consumo de harinas o de cereales molidos. Por muchas razones que un organismo limpio es capaz de notar cuando las consume en mayor cantidad de la que conviene.

Hace poco ofrecí un taller de panadería sin gluten e hice unas pruebas las semanas anteriores para que las recetas quedaran en su punto. Después de comer parte de lo cocinado y elaborado con harinas integrales, ecológicas, sin gluten volví a entender una vez más la coherencia de las indicaciones que damos en macrobiótica.

Os voy a explicar por qué.

En primer lugar, hemos de diferencias las harinas refinadas, cuyo consumo desmineraliza el organismo y termina por desequilibrar nuestro nivel de azúcar además de crear todos los síntomas descritos a continuación y las harinas integrales ecológicas, que son mucho más saludables, aunque también pueden producir:

  • Mucosidad.
  • Sensación de taponamiento de fosas nasales o senos paranasales.
  • Sensación de bloqueo.
  • Densidad corporal.
  • Hinchazón.
  • Flatulencias o meteorismo.
  • Acumulaciones de tejido adiposo y grasa corporal.
  • Una energía de vibración más baja que el cereal integral en grano.
  • Desmineralización debido a la oxidación del cereal molido.

Estas sensaciones y efectos incluyen tanto las harinas con gluten como las harinas sin gluten, aunque las harinas que contienen gluten pueden aumentar la cantidad de síntomas en personas intolerantes, sobretodo la harina de trigo que es la más adulterada actualmente.

Pero, ¿Por qué apetece tanto comer pan, galletas u otros productos horneados?

Eliminar las harinas durante una temporada a menudo nos muestra lo adictivas que pueden llegar a ser porque, además de ser el pan y panificaciones alimentos que hemos consumido desde tiempos ancestrales y están en nuestras memorias formando parte de recuerdos asociados a emociones cuando se comen, su textura produce una agradable sensación de placer que crea ganas constantes de seguir tomándolas debido a la activación de las vías dopaminérgicas (que producen dopamina), involucradas en el circuito cerebral de recompensa y aún más, si están combinadas con azúcar o lácteos que contienen componentes de sobra demostrado, también adictivos. Estos componentes son péptidos opioides llamados exorfinas y pueden ser producidos durante la digestión tanto del gluten de trigo (con un alto contenido en mucina), como de α-caseína (proteína presente en la leche de vaca), teniendo una actividad similar a la de la morfina.

Nuestro organismo necesita de cierta cantidad de hidratos de carbono complejos presentes en los cereales integrales, legumbres, verduras dulces o fruta para mantener una energía estable con el mínimo de altibajos durante el día, así que, en vez de generarla con harinas, que atascan nuestro organismo y al producir mucosidad son un medio para la proliferación de virus, candidiasis, hongos, etc, para reducir el ansia de harinas, podemos:

Empezar el día desayunando cereales integrales en grano en forma de crema, tortas e incluso pasteles.

Aquí tienes tres recetas que te van a encantar para tu desayuno:

Crema de quinoa con cebolla

Ingredientes: 500gr de cebollas, 1 vaso de quinoa, una pizca de sal marina, 1 vaso de leche de arroz.

Cortar las cebollas a medias lunas finas y ponerlas en una olla a presión con la quinoa previamente lavada + 5 vasos de agua. Cocer a presión 35mn. Añadir la leche de arroz y cocinar 10mn más.

Se puede triturar con un pasapuré para dar una textura más fina y untuosa y aliñar con un poco de gomasio o semillas tostadas.

Tortas de sarraceno con paté vegano

Ingredientes: 1 vaso de trigo sarraceno cocido en 3 vasos de agua con una pizca de sal marina Aceite de sésamo.

Tritura el sarraceno cocido y haz tortitas aplanándolo sobre un papel de cocina. Pincela con unas gotas de aceite, una sartén. Cuando el aceite esté caliente, añadir una tortita, cocerla un poco, darle la vuelta y retirar.

Pastel de mijo alimonado

Ingredientes: Piel rallada y jugo de 2 limones pequeños, 1 taza de mijo, 2 pellizcos de sal marina, ¾ de taza de cus-cús integral, 1 cucharada de café de vainilla en polvo, ½ taza de almendras, Aceite de sésamo, ¾ de taza de melaza de maíz, ¾ de taza de pasas

Éste es un pastel muy consistente adecuado para el invierno que puede servirse como un cake o como un pudding acompañado de una salsa al limón o de clementina.

Para cocer el mijo, poned 3 tazas de agua y un pellizco de sal en una cacerola y hervirla. Lavad el mijo y añadidlo al agua hirviendo, tapar, reducid el fuego, intercalad el difusor de calor y cocinad 30mn. Para cocer el cus-cús: poned 1 taza de agua y un pellizco de sal en una cacerola. Cuando el agua hierva, añadir el cus-cús, tapad y apagad el fuego. Dejadlo hasta que se hinche, añadid el zumo y la piel del limón así como la vainilla. Picad las almendras gruesas, untad el molde con el aceite de sésamo, calentad el horno. Cuando el mijo esté cocido, mezclad la melaza, tapad de nuevo y dejad cocinar durante 5mn más. Mezclad el mijo, el cus-cús, las almendras. Poned la preparación en el horno y cocinadla 45mn, en el tercio inferior del horno. Dejad enfriar y desmoldadlo sobre una fuente.

A media mañana, en vez de comer un bocadillo, puedes tomar unos bollos de arroz, pan de arroz kayu o trozos de sushi.

Pan de arroz kayu

FB_IMG_1548428142757

Ingredientes: 3/4 de taza de harina de arroz integral, 2 tazas de arroz integral cocido blando, 1/ 4 de cucharadita de sal marina, aceite de sésamo.

Mezclar la harina con la sal y añade el arroz. Haz una bola con la masa y amásala bien agregando un poco de harina de vez en cuando para que no se pegue. Si el arroz está blando, no hace falta añadir agua a la masa. Aceitar la fuente para hornear  y luego espolvorear encima un poco de harina para que no se pegue. Pon la hogaza en la fuente, hazle un corte a lo largo con la punta de un cuchillo, tápala con un trapo húmedo  y  déjala reposar 8-10h (queda mejor pero es prescindible) y hornéala.

A medio, día, toma también una porción de cereal integral combinada con otros alimentos como en este rico menú.

Recuerda comer la cantidad adecuada de proteínas provenientes de frutos secos, legumbres y derivados como el tempeh,

Si siendo vegano/a o vegetariano/a no consumes la cantidad de proteínas adecuada a tu actividad o constitución física, puedes tener más ansias o ganas de dulce, hidratos en forma de harina (galletitas, bollos, pan…).

El ácido linolénico (omega 3), mejora la comunicación neuronal optimizando la concentración de dopamina y serotonina. Si no tomas pescado, lo puedes encontrar en las semillas de lino, aceite de linaza, de nueces, avellana y almendras. Este suplemento alimenticio, se ha demostrado que puede ayudar en procesos de recobramiento de adicción al tabaco o a drogas.

Y sobre todo, nútrete con alimentos nobles e integrales de proximidad tal y como los da la tierra, frescos y de temporada equilibrados en menús completos, bien cocinados de acuerdo a tu necesidad, al clima y estación en el que vives.

© Artículo escrito por Agnès Pérez. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.
Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:
hola@agnesmacrobiotica.com
Tel: (+34) 638 893 371

 

 

Scroll to top