En este momento estás viendo Covid persistente y macrobiótica.

Covid persistente y macrobiótica.

¿Qué es el covid persistente?

El término de covid persistente define la presencia de síntomas relacionados con el virus que comenzaron en la fase aguda y se mantienen durante meses. Según la OMS, “es una condición que se da en personas con antecedentes probables o confirmados de covid, se manifiesta tiempo después con síntomas variados que se prolongan más de dos meses (fatiga, disnea y disfunción cognitiva son los más comunes) y no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo”.

Entre el 10% y el 20% de las personas que han pasado el covid arrastran una sintomatología constante semanas o meses después de la infección.

Cuando me pongo a investigar sobre este tema recurriendo tanto a medios de comunicación convencionales masivos como a fuentes alternativas y científicas más rigurosas, mi consciencia empieza a leer entre líneas. Afloran a mi mente diferentes visiones sobre esta enfermedad creada que es el Covid19 y sus posibles secuelas. Es muy poco el tiempo pasado para establecer consideraciones empíricas, pero sí podemos empezar a guiarnos por lo que hemos venido observando, porque en medio de la vorágine informativa a la que estamos sometidas, la observación, la intuición y la escucha de la guía interna son fundamentales para discernir y tomar decisiones correctas sobre nuestra salud.

Síntomas persistentes.

La Sociedad Española de Médicos de Familia y Generales ha elaborado una guía con más de 200 síntomas de la enfermedad del coronavirus que fluctúan en el tiempo, con una media de 36 síntomas por persona.

Según los datos disponibles facilitados por el Colectivo Covid Persistente, la edad media de los enfermos de coronavirus persistente es de 43 años, “una edad muy productiva de maternidad, de trabajo y de todo”. En su mayoría, un 80% , son mujeres.

La sintomatología de la infección una vez pasada la fase aguda de la enfermedad, más allá de las 12 semanas del inicio de sus síntomas. que se mantienen en el tiempo y otros síntomas que van y vienen como brotes. Esta sintomatología puede ser la misma del paciente contagiado, o puede haber síntomas nuevos. Existen y coexisten síntomas neurológicos/psicológicos con otros síntomas físicos y fisiológicos.

Muchos de los síntomas descritos son compatibles con otras dolencias y desajustes como resfriados, intolerancias alimentarias o excesos en una alimentación basada en productos procesados/quimicalizados/de mala calidad, la cual es socialmente cada vez más común y potenciada por las grandes cadenas de supermercados. Somatizamos creando cuadros psicológicos distópicos tanto el bombardeo de información creadora de miedos, como los vaivenes emocionales derivados de cambios vitales por la situación socio-económica actual nada segura, incierta y en la que muchas personas han tenido grandes preocupaciones, pérdidas económicas, estrés laboral, familiar y por desgracia también pérdidas humanas.

Según un artículo publicado recientemente en El País: “Los sanitarios consultados admiten el desconocimiento y la falta de respuestas a preguntas que se hacen ellos mismos y sus pacientes (…) La cuestión de fondo sigue sin resolverse: no saben por qué persisten estos síntomas y no hay un tratamiento curativo”.

Te invito a que cuentes cuántos síntomas atribuidos al covid puedes detectar en tu propia persona. Aquí tienes la lista facilitada por la S.E.M.F.G.

Alteraciones neurológicas

  1. Dolores de cabeza
    2. Falta de concentración / déficit atención
    3. Fallos de memoria
    4. Mareos
    5. Hormigueos en las extremidades (parestesias)
    6. Vértigo o inestabilidad
    7. Desorientación
    8. Temblores
    9. Convulsiones
    10. Epilepsia
    11. Alexia (dificultad para leer)
    12. Anomia (dificultad para recordar palabras)
    13. Disestesias (percepción táctil anormal y desagradable)
    14. Deuropatías, dolor neuropático (dolor, hormigueo, piel sensible, debilidad muscular, contracciones e interrupciones del sueño)
    15. Alteración SNS
    16. Alteración SNPs
    17. Síndrome de Guillain Barre (el sistema inmunitario ataca el sistema nervioso periférico: este daño impide que los nervios transmitan señales al cerebro, lo que provoca debilidad, entumecimiento o parálisis).
    18. Dispraxia (dificultad de motricidad fina)
    19. Accidentes cerebro-vasculares
    20. Insomnio
    21. Despertares nocturnos con sensación de ahogo
    22. Pesadillas
    23. Somnolencia
    24. Pérdida de fuerza (sensación de pérdida de fuerza)
    25. Sensación de acorchamiento o entumecimiento
    26. Pinchazos/hormigueos en la cara
    27. Dificultad para escribir, especialmente a mano
    28. Dificultad para identificar el deseo miccional
    29. Niebla mental
    30. Ptosis palpebral (caída de párpado superior)
    31. Alodinia (dolores frente a cualquier estímulo)
    32. Hipersensibilidad

Problemas psicológicos/emocionales

  1. Bajo estado de ánimo
    34. Ansiedad
    35. Depresión
    36. Ataques de pánico
    37. Alteraciones del carácter
    38. Dificultad para la interrelación con otras personas
    39. Miedos

Problemas aparato locomotor

  1. Dolores musculares (mialgias)
    41. Dolores articulares (artralgia y poliartralgias)
    42. Calambres
    43. Contracturas
    44. Dolor unión costillas con el esternón (condrocostal)
    45. Dolor de espalda
    46. Dolor en el cuello, en las cervicales
    47. Dolor entre las costillas (intercostal)
    48. Dorsalgia irradiada a costados
    49. Atrofia
    50. Debilidad muscular
    51. Rigidez cervical
    52. Pérdida de masa muscular

Problemas respiratorios

  1. Falta de aire (disnea)
    54. Ardor o dolor esternal (o detrás del esternón)
    55. Tos
    56. Dolor torácico
    57. Espasmos respiratorios (laringoespasmos)
    58. Bronquios cerrados (broncoconstricción)
    59. Expectoración continua
    60. Expectoración de sangre (hemoptisis)
    61. Desaturaciones bruscas (alteración saturación oxígeno)
    62. Presión en el pecho
    63. Pinchazos en el pecho
    64. Opresión torácica
    65. Debut de EPOC
    66. Sensación de respirar aire caliente
    67. Bronquitis de repetición
    68. Ardor en pulmones

Alteraciones cardiovasculares

  1. Taquicardia / frecuencia cardiaca elevada (mayor de 100 latidos por minuto)
    70. Bradicardia / frecuencia cardíaca baja (menor de 60 latidos por minuto)
    71. Tensión baja (Hipotensión)
    72. Tensión baja y mareo al levantarse (hipotensión ortostática)
    73. Tensión alta / hipertensión
    74. Pinchazos cardíacos
    75. Palpitaciones
    76. Debut hipertensivo
    77. Síncope (con tensión baja o normal)
    78. Miocarditis (inflamación del músculo cardíaco)
    79. Pericarditis (inflamación e irritación del pericardio, la membrana delgada con forma de saco que rodea el corazón)
    80. Extrasístoles (trastorno del ritmo cardíaco que consiste en un latido adelantado respecto a la frecuencia cardíaca normal del individuo)
    81. Taquicardia ortostática (frecuencia cardíaca rápida)
    82. Labilidad PA (cambios emocionales bruscos)
    83. Edema manos y pies
    84. Cianosis labial (labios morados)
    85. Cianosis acra en extremidades

Alteraciones otorrinolaringológicas

  1. Boca seca, sensación de sequedad en la boca
    87. Picor o dolor al tragar (odinofagia)
    88. Dificultad al tragar (disfagia)
    89. Percepción de olor desagradable o avinagrado ante olores que habitualmente se consideran agradables (cacosmia)
    90. Trastorno o alteración del gusto o mal sabor persistente (disgeusia)
    91. Pérdida de olfato (anosmia) o disminución
    92. Afonía
    93. Pérdida auditiva (hipoacusia)
    94. Ruidos en los oídos (acúfenos)
    95. Dolor de oídos (otalgia)
    96. Inflamación oídos (oto-tubaritis)
    97. Llagas o heridas en la boca (aftas)
    98. Congestión nasal
    99. Hiperacusia (convierte los sonidos cotidianos del ambiente en dolorosos)
    100. Disfonia (pérdida del timbre normal de la voz por trastorno funcional u orgánico de la laringe)
    101. Sensación de cuerpo extraño en la garganta (moco)
    102. Dolor con la deglución
    103. Sinusitis
    104. Mucosidad nasofaringe
    105. Hipersensibilidad dental
    106. Congestión timpánica
    107. Faringitis
    108. Traqueítis (infección aguda de la tráquea)
    109. Gingivitis

Alteraciones digestivas

  1. Dolor en la boca del estómago (epigastralgia)
    111. Dolor abdominal o abdominalgia (dolor de barriga): cólico o continuo
    112. Náuseas
    113. Vómitos
    114. Diarrea
    115. Digestiones difíciles o molestas (dispepsia)
    116. Gases
    117. Ardor en la boca del estómago (pirosis)
    118. Modificación del ritmo intestinal
    119. Distensión abdominal
    120. Defecaciones con olor fétido
    121. Borborigmos abdominales
    122. Cambio de consistencia de las defecaciones
    123. Colitis inflamatoria
    124. Reflujo biliar
    125. Diarrea acuosa intermitente

Síntomas generales

  1. Hipotermia o temperaturas más bajas de lo normal (alrededor de 35ºC)
    127. Escalofríos
    128. Calores repentinos
    129. Astenia (Debilidad o fatiga general)
    130. Malestar general
    131. Pérdida de apetito / Anorexia
    132. Febrícula
    133. Pinchazos en zonas del cuerpo
    134. Sudoración
    135. Adelgazamiento
    136. Distermia (temperatura por encima o por debajo de lo normal)
    137. Sofoco/calor extremo ante estrés
    138. Intolerancia a cambios de temperaturas
    139. Fatiga al hablar
    140. Adenopatías: cuello, axilas (hipertrofia en los ganglios linfáticos)
    141. Fatiga
    142. Pesadez piernas

Alteraciones oftalmológicas

  1. Visión borrosa
    144. Visión doble (Diplopia)
    145. Molestia exagerada de la luz (fotofobia)
    146. Picor de ojos
    147. Dolor ocular (al mover los ojos en reposo)
    148. Pinchazos oculares
    149 Pérdida temporal de visión
    150. Conjuntivitis
    151. Pérdida de visión
    152. Lesiones en retina
    153. Nistagmus (es una oscilación rítmica e involuntaria de uno o ambos ojos)
    154. Ojo seco
    155. Secreción ocular
    156. Pupilas discóricas
    157. Dificultad para enfocar la visión
    158. Retinopatía (enfermedades no inflamatorias que afecten a la retina y que pueden acabar con la visión)
    159. Coriorretinopatía (Si aparece visión borrosa, percepción de una mancha central, líneas torcidas o problemas con lectura)
    160. Moscas volantes (cuerpos flotantes que aparecen en la visión)

Alteraciones dermatológicas

  1. Manchas planas o sobreelevadas en la piel
    162. Manchas rojas puntiformes pequeñas en la piel (petequias)
    163. Picor o escozor
    164. Urticaria
    165. Ulceraciones en la piel
    166. Pérdida de las uñas
    167. Caída del cabello
    168. Rash (erupción cutánea que consiste en lesiones básicas que aparecen en la piel)
    169. Herpes zoster (erupción cutánea con ampollas que provoca dolor)
    170. Alopecia
    171. Perniosis (lesiones acro-cianóticas similares a sabañones)
    172. Vesículas pruriginosas (escoriaciones, erosiones, exudado seroso y costras en la piel)
    173. Eczema macular
    174. Picor en palmas y plantas
    175. Hipersensibilidad
    176. Herpes labiales recurrentes
    177. Sequedad de la piel (rasposa)
    178. Descamación de la piel
    179. Escozor genital
    180. Escozor anal

Alteraciones de la coagulación 

  1. Hematomas sin traumatismo
    182. Otras alteraciones de la coagulación como microtrombosis en las extremidades, en las partes distales (dedos)
    183. Arañas vasculares (venas inflamadas y retorcidas que suelen aparecer en las piernas)
    184. Livedo Reticularis (decoloración rojiza y azulada de la piel. Por lo general, afecta las piernas. La afección está asociada con una inflamación de los vasos sanguíneos)
    185. Enrojecimiento de extremidades
    186. Hemorragias en uñas
    187. Tromboflebitis (es un proceso inflamatorio que hace que se forme un coágulo de sangre que bloquea una o más venas, por lo general, de las piernas)
    188. Ictus
    189. Cianosis palmar (con coloración normal dedos)
    190. Varículas (varices)
    191. Dilatación venosa en extremidades
    192. Sangrado de encías

Alteraciones nefro-urológicas

  1. Infecciones de orina
    194. Cólicos de riñón (cólico nefrítico)
    195. Vejiga hiperactiva

Alteraciones endocrinas

  1. Hipotiroidismo
    197. Hípertiroidismo
    198. Alteraciones menstruales: metrorragia, amenorrea
    199 Debut diabético
    200. Desajuste hormonal en relación al ciclo menstrual

Es preocupante que personas jóvenes y sanas desarrollen un gran número de estos síntomas después de haber contraído el virus. También planteo que muchos de estos síntomas y la combinación de ellos son comunes en personas que no gozan de tan buena salud, que no se cuidan o que están en la etapa de la madurez.

“El sanar no es un proceso de la noche a la mañana. Toma tiempo. A veces sentirás que finalmente has superado algo y estás feliz de nuevo. Y de repente esa herida se abrirá de nuevo. No te rindas, no te desanimes. Toma cada día paso a paso”.

¿Qué puede aportar la macrobiótica ante la diversidad de síntomas asociados al Covid persistente?

La macrobiótica se basa en hábitos de alimentación y vida saludables para nuestra evolución como personas. Evolución que contempla el mantenimiento óptimo de la salud física y mental-emocional teniendo en consideración y trabajando sobre nuestros límites, taras genéticas e imperfecciones.

Aun sabiendo que la enfermedad es una situación en la que la voluntad psicológica puede verse mermada debido al cansancio y la debilidad, una persona afectada se puede adherir al victimismo, a la indefensión y esperar a que le solucionen la sanación desde las instituciones públicas, o tomar cartas en su propia salud a través de todas las herramientas demostradamente efectivas que aporta la medicina natural, que no solo busca erradicar síntomas y fortalecer todos los sistemas del organismo, sino mantenerlos lo más limpios posible para favorecer una correcta prevención de enfermedades y una depuración más rápida que ayude a paliar diferentes síntomas.

Las medicinas ancestrales como la macrobiótica o el ayurveda no separan las afecciones del cuerpo de las de la mente y de las del alma. Somos un todo, aunque según predomine un tipo de dolencia u otra, puede ser conveniente abordarla dando prioridad primero a un plano determinado de nuestro Ser.

Alimentación

Realizar cambios en la calidad de nuestros alimentos, sobre todo en la forma en que los cocinamos y combinamos ayuda a mejorar considerablemente síntomas físicos (problemas de aparato locomotor, problemas respiratorios, alteraciones cardiovasculares, alteraciones otorrinolaringológicas, alteraciones digestivas, alteraciones oftalmológicas, alteraciones dermatológicas, alteraciones nefro-urológicas, alteraciones endocrinas).

Al nutrirnos correctamente muchos de los síntomas anteriormente descritos desaparecen. Si algunos persistieran, podemos afinar en qué alimentos, platos y cocciones específicos son beneficiosos para erradicarlos.  La cura, en muchísimos casos empieza en el mercado y en la cocina, responsabilizándonos de recuperar una alimentación ecológica, 100% sin procesados a base de productos integrales y frescos, mayormente de proximidad. Y continua en nuestro modo de vida, actitud, pensamientos, creencias, etc.

En Macrobiótica sugerimos platos específicos que depuran o refuerzan según necesidad cada sistema corporal y sus órganos, en cocciones y combinaciones alquímicas. Las Medicinas Oriental, Ayurvédica, Tibetana y en general las medicinas más antiguas asocian cada uno de los síntomas anteriormente descritos a disfunciones relacionadas con uno o varios elementos/transformaciones/órganos, así que no es difícil incidir en ellos recurriendo a la alimentación adecuada para cada cuadro.

Yoga

Para problemas respiratorios, psicológicos/emocionales, alteraciones neurológicas, endocrinas y digestivas.

No todas las escuelas de macrobiótica ofrecen el mismo estilo de yoga o lo practican. Personalmente ofrezco las herramientas que son para mí más efectivas y que conozco bien por haber profundizado en ellas trabajándolas en mí y enseñándolas a miles de alumnos durante más de 30 años.

Podemos trabajar nuestra capacidad respiratoria con asanas de Yoga Iyengar, que favorecen las aperturas, practicando de manera rigurosa sin cansarnos. Sri B.K.S. Iyengar estuvo investigando 80 años para dejarnos un legado impagable de secuencias e indicaciones sobre cómo ajustar el cuerpo para crear impactos transformadores a nivel orgánico. Y con ellos incidir en la transformación respiratoria-emocional creando la paz mental necesaria para el discernimiento que propulsa nuestra evolución.

Al enfocar nuestros sentidos hacia el interior y conectar con nuestros órganos y nuestras emociones, podemos transformarlas e incluso trascenderlas desde una mente ecuánime y fuerte. Así nos volvemos más sabias e independientes, algo muy mal visto entre quienes nos quieren enfermas y sumisas al sistema de esclavitud y desconexión impuesto en la “nueva normalidad”.

Movimiento y ejercicio

Para problemas locomotores, respiratorios, psicológicos/emocionales.

Terapia psicológica

Para problemas psicológicos/emocionales. En Ca l’Agnès, con el objetivo de ofrecer un servicio más completo y profesional, trabajamos en equipo con psicólogas licenciadas que han seguido formándose en diferentes ámbitos de la psicología transpersonal, sistémica y humanista.

Shiatsu/digitopresión/moxibustión

Que puedes realizar tú mism@ o con terapeutas especializados de nuestro equipo, que te brindan su ayuda cuando hay problemas del aparato locomotor, problemas respiratorios, alteraciones cardiovasculares, alteraciones otorrinolaringológicas, alteraciones digestivas, alteraciones oftalmológicas, alteraciones dermatológicas, alteraciones nefro-urológicas, alteraciones endocrinas.

También estamos en contacto con diferentes profesionales licenciados en medicina y terapeutas especialistas en otras disciplinas, cuyos datos te podemos facilitar.

Espero con este artículo, animar a que siempre se busquen a nivel personal alternativas para mejorar la salud combinando todas las medicinas que nos ofrece el SXXI, desde la medicina alopática hasta las medicinas ancestrales. PORQUE SE TRATA DE UNIR y poder acceder desde la libertad de elección a todas las opciones que nos brinda la vida, aprovechando tanto los avances de la ciencia como la sabiduría de las medicinas más antiguas.

Agnès Pérez
Artículo de Agnès Pérez © Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde ésta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo. ¿Te ayudo a reajustar tu alimentación? pide tu consulta online o presencial Además puedes aprender mucho con los cursos de macrobiótica y los nuevos cursos online que he diseñado con una metodología didáctica participativa y con dinámicas de enseñanza únicas.