¿Qué es Ca l´Agnès?

Ca l’Agnès es una escuela que surge tras muchos años de formación continua y práctica de macrobiótica, dando clases de cocina y de Yoga Iyengar en diferentes centros, herbolarios, ayuntamientos y escuelas de la Comunidad Valenciana y Cataluña. Se encuentra tanto en Llíber (Alicante) como en Cubelles (Barcelona).
Toma forma de espacio propio en Cubelles (pueblo de la costa a medio camino entre Barcelona y Tarragona). Es una casa con jardín acondicionada para acoger a pequeños grupos y compartir de manera cercana las  enseñanzas que me ha aportado la experiencia y el estudio de la macrobiótica durante los últimos 25 años.
Desde bien joven decidí no volver a vivir en ciudades. Mi ideal de vida está en el medio rural donde puedo ser más coherente con aquello que enseño, por eso en el 2016 decidí volver a la tierra que me vio crecer expandiendo Ca l’Agnès-Macrobiótica a Llíber, un pueblo de Alicante rodeado de viñedos y circundado por un río con zona de escalada a 5mn, muy bien comunicado por carretera y autopista con la capital de provincia y con Valencia. Este espacio se encuentra en una bonita casa típica, con patio de piedra, huerto y  Riurau  propios en una de las calles principales de este pueblo de la Marina Alta. 

Imparto cursos, formaciones y cocino para grupos en ambas provincias, repartiendo mi tiempo entre estos dos lugares. En Ca l'Agnès comparto lo que sé sin reservas y por ello he decidido trabajar a la antigua usanza, en grupos reducidos y con dinámicas de grupo, tal y como viví y aprendí la macrobiótica: cocinando desde el primer día, sin prisas intensivas, con tiempo para integrar lo vivido y aprendido en cada momento, reflexionar sobre ello, y solventar vuestras dudas y preguntas a vuestro lado, además de ayudaros en vuestro proceso personal tanto en los cursos como a través de las consultas o asesoramiento personalizado.

Todos los platos están elaborados con ingredientes vegetales, integrales y ecológicos de proximidad.

Además del necesario equilibrio de nutrientes en nuestra comida del día a día, para comer de manera consciente son necesarias nociones básicas de nutrición, pero también saber que más allá de los nutrientes, los alimentos nos transmiten su energía. Es algo que las medicinas orientales y la macrobiótica tienen en cuenta desde hace cientos de años y explican de manera simple y clara a través del yin/yang y de los 5 elementos. Teniendo esta información básica podemos empezar a utilizar la alimentación como una herramienta para el auto-conocimiento y el re-equilibrio además de cómo complemento en consultas de nutrición, terapias naturales y en la cocina de restaurantes para elaborar menús saludables o veganos equilibrados.
La cocina macrobiótica pretende potenciar el re-descubrimiento del sabor de la buena cocina natural y sencilla, nutritiva, equilibrada, creativa y consciente para recuperar nuestra guía interna que nos conduce hacia la elección de los alimentos apropiados para regularnos atendiendo a diferentes necesidades y circunstancias. Además favorece cambios personales positivos que mejoran nuestra calidad de vida y nos guían hacia una evolución espiritual.
Aunque en sus inicios en Europa estaba influenciada por la cocina oriental, hoy día la hemos adaptado a nuestro medio y lugar de residencia. En mi caso, la he reconvertido a la tradición mediterránea, usando en un 95% productos de mi tierra y de la península ibérica.


 

Scroll to top