Alimentación saludable para huesos fuertes y sanos

la alimentación para tener huesos fuertes y sanos que te propongo no sólo previene dolencias de la estructura funcional, sino que también puede ayudar a remineralizar los huesos que se han dañado. La macrobiótica trata el estudio de nuestros límites físicos y es mediante la comprensión de los límites y honrándonos que logramos la máxima libertad.

Los huesos y el sistema esquelético son duros, densos y compactos en relación con otros sistemas del cuerpo y se considera por lo tanto el aporte de yang en forma de cereales integrales, legumbres, verduras, algas y otros alimentos ricos en minerales como el miso, salsa de soja de buena calidad y sal marina para nutrirlos.

Al ser los huesos yang, con el consumo de yin extremo son fácilmente debilitados por el azúcar, productos lácteos, chocolate, alcohol, vinagre, frutas y zumos (sobre todo de cítricos), el alcohol, las drogas y otras sustancias expansivas. El café, té con cafeína, harina blanca, miel, avena, patatas, tomates y solanáceas en general, frutas tropicales, y los edulcorantes artificiales son también perjudiciales.

Los huesos se rigen por el elemento agua (riñón y vejiga) y se nutren especialmente de legumbres específicas y de granos integrales. Las legumbres, los granos cocidos a presión y un uso moderado de sal marina y otros condimentos son la base de una alimentación adecuada. Los huesos son también dañados por el exceso de yang, como la carne, huevos, aves de corral, todos los tipos de queso y productos de harina al horno, como pan, galletas, galletas saladas y patatas fritas.

Una dieta basada en carne, aves de corral, huevos, leche, productos lácteos, pescado, azúcar refinado, jugo de frutas, grasas saturadas crea una condición de acidez en la sangre en la que el cuerpo tiene que usar los minerales almacenados en los huesos para mantener una sangre alcalina. Esta disminución de los minerales hace que los huesos se debiliten. Y si esta dieta se lleva a cabo durante un período prolongado, se desarrolla artritis, artrosis u osteoporosis.

Por otra parte, las proporciones adecuadas de cereales integrales, verduras, sal marina, miso, salsa de soja, legumbres y algas marinas junto con verduras y hortalizas frescas cultivadas ecológicamente creará una condición alcalina en sangre. Estos alimentos son la fuente de los minerales que el cuerpo necesita para mantener los huesos y los dientes sanos.

Amplia tus conocimientos:

Aprende a cocinar y cómo la influye nuestra alimentación, emociones y estilo de vida en la salud ósea con el Curso para tener huesos fuertes y sanos.

“La salud de las articulaciones está directamente relacionada con nuestra dieta, estilo de vida y salud intestinal”

Este curso dirigido al cuidado de nuestra estructura funcional ósea está especialmente indicado para personas con dolencias como la osteoporosis, artrosis, artritis o con un pasado genético en la que sus familiares tuvieron problemas de descalcificación.

Cuando las articulaciones están inflamadas y duelen, podemos recurrir a paliativos externos del dolor como la homeopatía.  Si incorporamos a nuestra vida una rutina de ejercicio suave a la par que cambios en nuestra alimentación es muy posible recuperar la calidad de vida y erradicar los molestos dolores.

En este curso te transmito una información muy valiosa y sobre todo útil mediante un programa motivador, sencillo y explicado con una pedagogía accesible.

La alimentación es deliciosa, basada en productos de proximidad y sin complicaciones culinarias. 

Mira aquí todo el material didáctico de apoyo que contiene.

 

Agnès Pérez

Artículo de Agnès Pérez © Todos los derechos reservados.
Lo puedes compartir desde ésta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.

¿Te ayudo a reajustar tu alimentación? pide tu consulta online o presencial Además puedes aprender mucho con los cursos de macrobiótica y los nuevos cursos online que he diseñado con una metodología didáctica participativa y con dinámicas de enseñanza únicas.

Volver arriba